lunes, 29 de junio de 2015

POLÍTICA FICCIÓN. QUIÉN GOBERNARÁ EN ESPAÑA DESPUES DE LAS GENERALES?

Todas las encuentras que se están publicando desde las elecciones municipales y autonómicas coinciden en varios aspectos. Crecimiento de los partidos tradicionales; disminución importante del voto para las nuevas formaciones que no están resistiendo muy bien las primeras semanas de responsabilidades en los nuevos gobiernos y mantenimiento del voto nacionalista. Todas coinciden en una victoria del partido popular, pero insuficiente para gobernar.

También hay una tendencia de mayor crecimiento a futuro del partido popular al amparo de los buenos datos macroeconómicos: la crisis griega y en Túnez ayudarán a nuestras cifras del turismo más que el golpe financiero, a menos a corto plazo, de manera que Rajoy podrá acudir a la elecciones con un buen escenario macroeconómico y con algunas medidas de incentivo para consolidar a su votante, como recuperación de sueldos de funcionarios, rebajas de impuestos y algunas ayudas sociales.

Mi predicción es que para noviembre Partido Popular estará en condiciones de gobernar con Ciudadanos, siempre que no se arme un frente de toda la oposición incluyendo a los nacionalistas. En este sentido será crucial qué ocurra en Cataluña en septiembre. Si hay una clara mayoría soberanista, no se podrá contar con CIU para el gobierno de España; pero si no hay una clara victoria del soberanismo, CIU resurgirá sobre sus cenizas y sería parte de este gran escenario del centro derecha incluyendo a nacionalistas, aunque eso supusiera un gran dolos de muelas para todos.

Una opción de PSOE y Ciudadanos y de PSOE con Podemos es cada vez más lejana, por que el PSOE cada sale más fortalecido pero se mantendrá por debajo del partido popular y porque sería una opción de gobierno más complicada.

Si el partido popular necesita de aliados para gobernar, los demás no van a encontrar un mejor socio que Mariano Rajoy, que siempre ha demostrado gran capacidad para este tipo de diálogo, de manera que el presidente de gobierno nunca será obstáculo para un gobierno de coalición presidido por el propio Rajoy.

Ahora bien, si el escenario es más complicado y la única mayoría estable es la suma de PP y PSOE, parece evidente que ni Rajoy ni Sánchez serían buenos candidatos a presidente de gobierno; ni tampoco una tercera vía tipo Albert Rivera, que además no estaría en semejante jaula de grillos. Es aquí donde podrían surgir algunos nombres que por su moderación y posiciones claras en temas fundamentales como Europa, unidad de España, lucha antiterrorista, surgirían como activos de indudable valor para presidir un gobierno de gran coalición. Solo les dejo dos nombres que cumplirían con este papel de hombre de estado, y hagan sus especulaciones: José Bono y Alberto Nuñez Feijoo, ellos lo saben y están en ello.




No hay comentarios: