jueves, 29 de marzo de 2018

A la trena!!

La loca y atropellada huida del expresidente Puigdemont ha tocado a su fin, seguramente en el último país en el que hubiera deseado ser detenido. Había que ser muy tonto, y ya este hecho lo descalifica para gobernar ni su comunidad de vecinos, para pensar que se movía por Europa en sigilo y que iba a conseguir burlar a todo el mundo. Su afán de protagonismo y egolatría le han delatado, como a todos los grandes criminales fugados de la historia.
Esta es la crónica de una muerte anunciada y diseñada por Mas, el más jeta de todos, que se inventó una supuesta censura de la CUP para quitarse de en medio e irse de rositas, ante la sorpresa generalizada de que el presidente del partido más corrupto de España esté en la calle.
Nunca en la historia reciente se cometió desde los poderes público semejante disparate. El tal Mas y KRLS se montaron una Asamblea Nacional que ya debía haber sido disuelta hace tiempo por organización de malhechores, organiza un ejército dispuesto a luchar contra España, define cómo se producirá la segregación racial, y todo lo hace con la publicidad que busca quien quiere animar a las masas; un esquema que nació en Nuremberg en los años treinta.
Ha engañado a todos aquellos de buena fe que aspiraban a un modelo diferente de autonomía. Se creyeron las mentiras que esta panda llegada a la política con el único propósito de hacer saltar por los aires la unidad de España y la igualdad entre todos los ciudadanos, se inventaron. Cuando esperaban ver los tanques por la Diagonal que como el general Marshall nunca llegaron; observar como la Guardia Civil detenía a los separatistas entrando en el Parlamento, se encontraron con la horma de su zapato, Mariano Rajoy. Nunca la falta de un plan y la ausencia de acción fue tan beneficiosa, casi empiezo a pensar que el liberalismo absoluto o la anarquía serían mejores modelos de gobierno.
Un KRLS que ha engañado a la CUP tantas veces como ha querido, hasta que estos han dicho basta y han precipitado el proceso. Pretender gobernar con los que no creen en la democracia y abogan por la lucha violenta, sólo podía proceder de una mente extremadamente peligrosa y con una única orientación, provocar un conflicto civil y para nada defender la libertad.
Puigdemont que volvió a hacer el ridículo cuando anunció la independencia express para luego suspenderla; para este viaje no hacían falta tantas alforjas. Y desde ese día, el soberanismo ha ido languideciendo; no se puede machacar tanto a quien te apoya, porque nadie tiene la paciencia del santo Job. Pero por si fuera poco, después de este ridículo vino el de la fuga, a Bélgica, buscado el soporte de partidos filonazis. ¿Son estos los modelos de país e independencia que querían los catalanes? ¿La de los flamencos y los finlandeses populistas?. ¿Querían dejar en estas manos el futuro de su país y de sus hijos?. Por lo menos Oriol Junqueras ha tenido la dignidad de asumir su responsabilidad, porque del ridículo es del único sitio del que no se puede volver y justo a donde ha llegado Carlos Puigdemont y Junts per la trena .
La fuga de Ana Gabriel para compartir cafés de 15 euros con nuevo look en los mismos bares que frecuentan Bárcenas y Urdangarín, deja al radicalismo en calzones y demuestra que en el fondo ni responsabilidad política, ni ideología, solo la buena vida. La huida de Marta Rovira constituye un nuevo ridículo. Su epístola a los españoles no sólo demuestra su incapacidad para expresar ideas de forma correcta. Es que no hay una frase de verdad en todo lo que dice. Desde el golpe de estado de Lucio Cornelio Sila, todos los golpes mas sangrientos de la historia se han dado en nombre de la justicia, la identidad nacional, la libertad y la ley. Que no nos venga con lacrimógenas declaraciones sobre el futuro de sus hijos, porque lo mejor que hay que enseñarles, es que no se deben cometer delitos y que hay que cumplir las leyes. Su entrada en prisión demostrará que es mejor luchar por las ideas y conseguir que sean mayoritarias en el marco de la ley, que no querer imponer una dictadura a todos para beneficio propio. Y para lágrimas me quedo con la de los niños que no pueden sentirse españoles en la Cataluña de los independentistas.
La detención de Puigdemont en Alemania es una excelente noticia para España. El ex honorable debe ingresar en la trena ya, es la mejor cura que este país y Cataluña necesitan. El golpismo quedó cercenado, cuando en realidad era un poder fáctico brutal, con las condenas del 23F; la entrada en la cárcel por los GAL terminó con el terrorismo de estado y ahora la prisión de Puigdemont y sus secuaces abrirá sin duda una vía de diálogo y de realismo para Cataluña. Dice un viejo refrán que quien no estrena en Domingo de Ramos no tiene ni pies ni manos; así que KRLS ha salvado sus extremidades con su nuevo traje de presidiario de Neumunster.
Que no le tiemble el pulso a nadie, ni a los jueces ni al gobierno; es la hora de impartir justicia y de que se cumpla lo que dictaminen los tribunales. Es la hora de la ley y por tanto la hora de que Puigdemont pague por sus crímenes si así lo dictaminan los jueces, los que son independientes de verdad y no los que iban a imponer a todos en Cataluña.
Es la hora de marcar una línea entre los que están dentro de la ley y los que quieren ponerse al margen. No se puede condenar el soberanismo como idea y objetivo político, pero los que pretendan conseguirlo al margen de la Constitución y contra la voluntad del pueblo, con una clara manipulación informativa; con malversación de caudales públicos y provocando a sus huestes para generar violencia, no deben tener cabida en nuestro sistema político y deben ser apartados de los procesos electorales. Ya es la hora de hacer cumplir la ley en toda España, y que empecemos a construir el futuro de nuestro país sobre la solidez que nos dará saber que los enemigos de España tienen su castigo

No hay comentarios: